18 ene

Dando ejemplo

No dejemos pasar esas ocasiones en las que podemos hablar con nuestros hijos sobre el acoso de cualquier tipo. No esperemos a que ocurra, cualquier comentario o situación que nos de la oportunidad, utilicémosla para posicionarnos, para ser tajantes. Si nosotros somos capaces de hacerlo, opinamos y damos opciones ante una situación parecida estaremos rechazando el acoso y cualquier tipo de complicidad.

Pasarlo por alto, hacer como si no lo hubiésemos oído, cambiar de canal o terminar la conversación con un “es una pena que ocurran estas cosas”, también es una postura de la que nuestros hijos aprenden que se traduce en “no es importante”, “no merece la pena opinar o enfrentarse”, “mejor mirar para otro lado”…

Para luchar contra el bullying hacen falta “valientes” que den la cara en esas situaciones, a pesar de la presión de grupo. Y nuestros hijos aprenderán con nuestro ejemplo.

28

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>