15 nov

Lo dijimos en Facebook (Noviembre 2014 – I)

14 nov.
¿Sabías que elaboramos nuestros juegos con material reciclado?

Porque creemos que un una manera de invitar a crear, a probar, a imaginar… a transformar!!

Foto: ¿Sabías que elaboramos nuestros juegos con material reciclado?

Porque creemos que un una manera de invitar a crear, a probar, a imaginar... a transformar!!
13 nov.
Incoherencias educativas (I).
“Pienso que todos estamos ciegos. Somos ciegos que pueden ver, pero que no miran” (José Saramago)
Foto: Incoherencias educativas (I).
"Pienso que todos estamos ciegos. Somos ciegos que pueden ver, pero que no miran" (José Saramago)
12 nov.
Ya os hemos dicho que estamos ultimando preparativos?
En breve tendremos listos nuestros JUEGOS DIVERTIDOS PARA APRENDER!!
Se están quedando tan bonicos!!
Una foto de Cadakual Iniciativa Social S.Coop.
Una foto de Cadakual Iniciativa Social S.Coop.
11 nov.
10 nov.
La creatividad es una herramienta, divertirse es la mejor manera.
Lo nuestro es el aprendizaje.
Y nuestro MATERIAL DIVERTIDO PARA APRENDER está casi listo!!!

Foto: La creatividad es una herramienta, divertirse es la mejor manera.<br />
Lo nuestro es el aprendizaje. </p>
<p>Y nuestro MATERIAL DIVERTIDO PARA APRENDER está casi listo!!!
6 nov.
Esta mañana estaremos en la segunda sesión del Curso de Técnicas de Estudio en el CEIP Carolina Codorniu. Seguimos trabajando la motivación (principal e indispensable) y empezamos con hábitos de estudio!!
Foto: Esta mañana estaremos en la segunda sesión del Curso de Técnicas de Estudio en el CEIP Carolina Codorniu. Seguimos trabajando la motivación (principal e indispensable) y empezamos con hábitos de estudio!!
5 nov.
Cualquier momento es bueno para leer!!
(genial el tercero por abajo, no? jeje).
Foto: Cualquier momento es bueno para leer!!<br />
(genial el tercero por abajo, no? jeje).
4 nov.
Los niños necesitan momentos de juego libre, sin normas, a su aire, sin pensar en cada paso… al fin y al cabo todos necesitamos momentos así!! Para serenarnos, desestresarnos, descansar, reposar acontecimientos… El aprendizaje tiene un alcance mayor y más a largo plazo en esos momentos.“La definición de jugar de un niño: es lo que hago cuando todos los demás dejan de decirme qué hacer”.

4 Nov.
¿Qué por qué diseñamos material divertido para aprender?
Lo nuestro es el aprendizaje. ¡¡Viva la curiosidad!!
Foto: ¿Qué por qué diseñamos material divertido para aprender?<br />
Lo nuestro es el aprendizaje. ¡¡Viva la curiosidad!!
3 Nov.
¿Qué por qué estamos trabajando en juegos educativos reciclados?
Lo nuestro es el aprendizaje. Conexiones fundamentales.
Foto: ¿Qué por qué estamos trabajando en juegos educativos reciclados?<br />
Lo nuestro es el aprendizaje. Conexiones fundamentales.

 

24 oct

Deberes, ¿aprendizaje o castigo?

Nos hemos encontrado hoy con este artículo que comparte La Pedagogía Blanca y que nos permite reflexionar en un tema… que lleva a muchos padres y profesores de cabeza!!

En septiembre, antes del comienzo de las clases le pregunté a mi sobrina si le apetecía empezar el cole, me dijo algo como: “al cole sí, me lo paso bien, quiero ver a mis amigos pero… ¡deberes otra vez nooo!”.

Desde Cadakual creemos que lo peor de los deberes es la desmotivación que provocan; la asociación de aprendizaje con deberes “obligados” hace que muchos niños pierdan las ganas de aprender, y eso, además de triste tiene consecuencias evidentes en su rendimiento académico.

No todo es blanco o negro pero igual podríamos pensar, como educadores y padres en poner en práctica y demandar otras estrategias o metodologías: Reducir los tiempos y los días de deberes; incidir en actividades, trabajos, experimentos para afianzar conceptos (no tanto libro, más apuntes, y sentarse delante de un folio) – hacer que los “deberes” sean divertidos; programar deberes semanales o quincenales para que el propio alumno gestione sus tiempos y su implicación, que pueda elegir el momento…

¿Cómo lo ves tu? Nos encantaría conocer tu opinión.

deberes

22 oct

Arriba el lápiz!

Fue hace unos meses, en un proyecto de refuerzo educativo. Los alumnos habían terminado los deberes y nos pusimos a jugar a “arriba el lápiz”. Les encanta. A mí también. Y les gusta que juegue con ellos.

Al poco de comenzar vi una falta de ortografía en el folio de uno de ellos y se lo dije, para corregirla. Se me quedó mirando muy serio y me dijo: “Maestra, ¿estamos jugando o estamos estudiando?”. Yo sólo sonreí. Le podría haber dicho que ambas cosas, que por eso precisamente estábamos jugando. Pero sólo sonreí, no merecía la pena, no era necesario saber eso a los 10 años, el juego tenía que seguir siendo sinónimo de diversión.

A partir de ése momento cuando veía una falta de ortografía en alguno de ellos me ponía a toser. Enseguida todos revisaban las hojas de los compañeros en busca de la falta, a ver quien la encontraba primero. Era parte del juego. Era divertido.

Y así, con una regla nueva, seguimos jugando. Como si nada… como si todo.frato

16 oct

Efecto pigmalión.

efecto pigmaliónNos ha gustado como explica éste artículo el llamado Efecto Pigmalión: proceso mediante el cual las creencias y expectativas de una persona respecto a otra afectan de tal manera en su conducta que la segunda tiende a confirmarlas.
Reflexión importante para padres y educadores, teniendo en cuenta que existe el efecto pigmalión negativo y también el positivo!
(Fue publicado en ABC.es el 2.01.2013).

«Es muy tímido», «es muy malo y desobediente», «no se entera de nada», «es pasivo»… Lo que pensamos, lo que decimos… A veces no somos plenamente conscientes pero juzgamos y etiquetamos a los niños prematuramente, condicionando su comportamiento y produciéndoles unas heridas que, metafóricamente, pueden llegar a estar sangrando durante muchos años si no se reconocen y cicatrizan correctamente. Es el llamado «efecto pigmalión» de los padres sobre los hijos, o de los profesores sobre los alumnos. «Demasiadas veces se pronuncian expectactivas o prejuicios durante el proceso comunicativo con los más pequeños sin tener en cuenta que en el futuro pueden originar sentimientos, comportamientos o rendimientos no esperados y/o deseados», apunta Alba García Barrera, profesora de Psicología de la Universidad a Distancia de Madrid (Udima). «En toda relación entablada con niños y adolescentes debe prestarse especial atención a la forma en que expresamos y transmitimos nuestras ideas, especialmente aquellas que afectan a su propia forma de ser, actuar o pensar sobre una determinada cuestión. En estas etapas los jóvenes se encuentran en pleno desarrollo físico, psicológico y afectivo, por lo que son altamente vulnerables a la influencia que puede llegar a ejercerse sobre ellos por medio de la comunicación. Es bastante fácil que, con nuestras palabras, afectemos al autoconcepto y la autoconfianza del niño», explica García Barrera.

¿Por qué sucede esto? «Porque solemos olvidar que una persona desarrolla suautoconcepto en función de lasexpectativas que depositan sobre nosotros las personas de referencia en nuestro entorno», prosigue esta especialista. «Es decir, un niño va formando el concepto que tiene de sí mismo en base a las valoraciones que recibe de sus padres, de sus abuelos, de sus tios, de sus maestros… Y si bien de pequeñito no le consideran capaz de hacer determinada cosa, muy probablemente acabe siendo incapaz de hacerla. Y no porque no tenga capacidad o habilidades suficientes, sino porque su entorno más próximo le está transmitiendo este mensaje, que difícilmente le invitará siquiera a intentarlo, a probar suerte… Se sentirá menos capaz que ellos y pensará que no puede hacerlo, que no tiene capacidad suficiente… y por tanto, será peor. Esto es lo que se conoce como “efecto Pigmalión” y ya fue demostrado en un estudio porRosenthal y Jacobson», advierte.

«Trato diferencial» entre hermanos

Por otra parte las expectativas, prosigue esta docente, pueden depositarse en base al llamado «efecto halo». «Pongamos un ejemplo. En el entorno familiar sucede a menudo a través de las comparativas directas e indirectas con los hermanos, ya sean mayores o pequeños. Es común escuchar a un padre o a una madre decir a su hijo, cuando se está portando mal, “a ver si aprendes de tu hermano”. Incluso muchas veces se tiende a regañar siempre al niño que se suele portar mal, solo por el hecho de que suele hacerlo con frecuencia, cuando en un momento dado ha podido ser al revés. Ningún niño se porta siempre bien, ni ningún niño se porta siempre mal. Y como padres debemos intentar ser justos y congruentes con ello», añade García Barrera.

Porque además, continua esta especialista, muchas veces se tiende a idealizar el comportamiento del hijo que suele comportarse mejor, y se le regaña menos, se le castiga menos y, en definitiva, se suele tener más paciencia con él que con el que suele portarse peor. «A esto se le llama “trato diferencial”, y afecta directamente al autoconcepto, la autoestima y el rendimiento del niño. De hecho, influye en sus respuestas comportamentales, ya que cuando el niño es consciente de que sus padres esperan que tenga un mal comportamiento, tiende aún más fácilmente a tenerlo», asegura esta profesora de Psicología.

Ámbito escolar

Y en el ámbito escolar sucede exactamente lo mismo, afirma esta especialista. «El docente suele tender a poner notas más bajas a aquellos estudiantes que suelen rozar el aprobado, y notas más altas a quienes suelen sacar sobresalientes, aunque por determinadas circunstancias no sea así… Y esto influye en el autoconcepto del alumno y lo que se siente capaz de hacer». En este sentido, propone García Barrera, «hay que prestar atención a los comentarios que realizamos en casa sobre las notas que obtienen nuestros hijos, sin encasillarles, ni esperar determinados resultados. Pero ojo, esto no quiere decir que no haya que exigirles, sino que hay que procurar escucharles, entenderles y animarles a sacar todo el potencial que llevan dentro».

En definitiva, debemos tener en cuenta que la capacidad autopercibida tanto del niño como del adolescente se modela en gran medida en función del «feedback» (respuesta) que le proporcionemos. «Lo que digamos acerca de sus capacidades y habilidades va a influir directamente sobre lo que se considere capaz de hacer. Por eso debemos motivarle y elogiar sus capacidades. Si el niño se siente capaz de hacer algo, y además siente interés por conseguirlo, actuará de forma motivada y será probable que alcance sus metas», concluye esta profesora.

10 oct

Se aprende más jugando que estudiando.

Nos hacemos eco hoy de esta entrevista en La Contra de La Vanguardia del 11-9-2007, donde Tonucci explica con contundencia la importancia infravalorada del juego en la infancia y afirma que estamos robando la autonomía, herramienta básica de futuro, a los niños de 3 a 6 años.


algun dia los pupitres floreceranFrancesco Tonucci
(1941) es un pensador, psicopedagogo y dibujante italiano que se dedica al estudio del pensamiento y el comportamiento infantil.

Ha creado y dirige desde 1991 el proyecto La Ciudad de los Niños, que propone a los alcaldes de 100 ciudades una nueva filosofía de gobierno, adoptando a los niños como parámetro de valoración, de proyección y de cambio de la ciudad.

Critica la forma en que las ciudades están estructuradas y aconseja que estén planificadas pensando en los niños. Pero no para convertirlas en Disneylands locales sino porque él afirma que un adulto sano es el resultado de un niño que ha jugado mucho y ha tenido autonomía.

Estas son sus palabras para leer varias veces y reflexionar como sociedad:

67 años. Nací en Fano y vivo en Roma. Estoy casado y tengo tres hijos y un nieto. Desde 1966 soy investigador del Instituto de Ciencia y Tecnología de la Cognición del Consejo Nacional de Investigación (CNR) Italiano. La política debería ser un servicio a la comunidad y es un servicio para pequeños grupos. Soy católico y creyente.

¿Qué quieren los niños?
Los niños que participan en el proyecto La Ciudad de los Niños (en 100 ciudades italianas, españolas y argentinas) piden todos lo mismo en sus reuniones con los alcaldes.

¿De qué se trata?
Espacio y autonomía. Tienen un gran conflicto con los coches porque estos crean peligro y y el peligro impide su autonomía. Unos niños italianos propusieron a un alcalde dividir el espacio: “Mitad para que aparquen los coches, mitad para nosotros”.

Angelitos
Estoy luchando con los alcaldes para que abandonen esa costumbre de construir parques para niños con columpios y toboganes. Los niños necesitan espacios donde, dentro de un clima de control social, ellos puedan hacen lo que quieran: pisar el césped, subirse a los árboles y jugar con las lagartijas.

¿No les gustan los espacios para niños?
Los pequeños no quieren estar recluidos en su habitación para jugar, ni en ludotecas, ni en todos esos espacios que construimos para que estén controlados. Lo que hace un niño controlado por un adulto es distinto de lo que hace solo. Están perdiendo esa posibilidad de vivir experiencias solos y por tanto la posibilidad de jugar.

Parece grave
A nivel cognitivo es gravísimo, por eso los niños están proponiendo que la ciudad retome el espacio público, como público.

¿Reivindican la necesidad de jugar?
Sí. Un niño le espetó al alcalde de Roma: “Estaba jugando en la plaza y un guardia me quitó la pelota”. Los niños tienen derecho a jugar en las plazas públicas. ¿Con la pelota? Sí. En Lima vi un cartel que suscribo: “Prohibido jugar a la pelota excepto niños”.

Plazas con pelotas y sin coches, ¿utópico?
Los niños deben poder jugar como quieran ellos. En el patio de casa, en la acera, en los paseos…, porque éstos son espacios públicos. Debemos invertir en cómo nuestras ciudades, no en una teórica, pueden transformarse en lugares donde los niños puedan ser niños. Y los que más me preocupan son los de tres a seis, porque les estamos robando la autonomía, herramienta básica de futuro.

¿Cómo percibimos hoy a los niños?
Los adultos y por tanto los propios niños se perciben como una persona que vale por lo que será mañana y no por lo que es hoy. Hoy educar significa pedir a los niños que dejen de comportarse como niños y lo hagan como adultos.

¿Cómo se soluciona?
Escuchando sus tonterías, porque cuando un niño dice una tontería es algo que no ha oído de sus padres ni de sus maestros.

Regáleme una tontería
El deseo de un niño: “Quiero una cancha de fútbol sin entrenador”. Entiendo que los niños estén hartos de adultos. La diferencia entre un niño de cinco años de hoy y yo cuando tenía su edad es que yo tenía mucho tiempo sin adultos, por mi cuenta. Hoy la gran preocupación es enseñarles todos los peligros.

Peligros que les cortan las alas
La soledad es la grave enfermedad de los niños que hoy viven en las ciudades ricas. Familias de hijos únicos, sin compañeros dentro de su propia casa y, debido al peligro ambiental, sin posibilidad de salir a buscarlos.

Tienen a sus compañeros de escuela
Amigos institucionales, compañeros controlables. En mi infancia hacer un amigo nuevo era un riesgo que requería capacidad de conocimiento de los otros, y me parece un valor enorme. La dificultad que hoy tienen los jóvenes de crear pareja estable se debe a que les faltó la experiencia de crear relaciones que tuvieran que afrontar solos.

El riesgo asusta
El riesgo es una componente esencial del desarrollo. Sería deseable que los niños encontraran sus obstáculos en el momento útil, medir si pueden saltar un riachuelo o si les compensa relacionarse con alguien.

Hay quien opina que ya tendrán tiempo.
Los pequeños pasan sus días frente a adultos instructores, les es difícil hacer cosas raras. Así se va alimentando una necesidad de riesgo acumulada que expresará con su primera moto y en las salidas nocturnas.

Interesante.
Los niños no son aspirantes suicidas, no buscan situaciones que no puedan dominar porque se trata de jugar. A cambio de impedirles ese juego exploratorio les damos protección y posibilidad de adquirir muchas cosas. Se crea así una relación perversa entre un niño que quiere mucho y un adulto que piensa que tiene que dar mucho para compensar lo que no puede darle. Los regalitos continuos destruyen la capacidad de juego.

¿Hay que renunciar al control?
Sí, hay que acompañar “pero de lejos”, como decía un niño argentino. Los niños aprenden mucho más jugando que estudiando, haciendo que mirando. El juego que hacen solos sin el control de los adultos es la forma cultural más alta que toca un niño. Los niños que han podido jugar bien y durante mucho tiempo serán adultos mejores.

¿Qué consejo daría a los padres?
Dele a su hijo más autonomía, con normas de espacio, de tiempo y sociales, y le sorprenderá cómo mejora la comunicación: correrá a contarle lo que ha descubierto.

Debemos perder el miedo…
Así es. en tres municipios de Roma los niños de seis y siete años van solos al colegio. Los padres y los tenderos controlan pero sin que los niños lo sepan. Para ellos es un gran regalo, se sienten reconocidos y se hacen más responsables. Y, curiosamente, esos barrios se vuelven más seguros.

30 sep

Herencias. El porqué de las cosas.

mafalda1“Estaba preparando una pata de jamón al horno, con su piña y en su jugo. Le corté uno de los extremos, como siempre había hecho y puse el resto en la bandeja. Mi hijo, que me miraba entretenido me dijo: “Mamá, ¿por qué has cortado esa punta?”. “Pues porque así es como se hace el asado de jamón, hijo, siempre se ha hecho así”.

Pero la pregunta siguió resonando, porque en el fondo sabía que esa respuesta no explicaba el porqué. Así que al día siguiente, en casa de mi madre  le pregunté a ella. Su respuesta fue similar, “así lo hemos hecho siempre, así lo aprendí de mi madre”.

El fin de semana, cuando fui a visitar a mi abuela le pregunté, “abuela, ¿por qué al asado de jamón se le corta uno de los extremos antes de meterlo al horno?”. “Bueno nena, yo se lo corto porque mi horno es pequeño y no cabe entero”.

26 sep

Nacimos para marcar la diferencia.

No has pensado alguna vez al ver un vídeo, una imagen, o escuchando a alguien – “¡Qué manera más maravillosa y sencilla de plasmar algo tan… grande!!”.

Rita PiersonNos ha pasado con este vídeo. Lo descubrimos hace unos días. Lo hemos visto muchas veces desde entonces. Y en todas nos hemos emocionado. En todas nos hemos inspirado.

Una comunicadora tan potente como Rita Pierson nos hace ver con increíble claridad la parte realmente importante de la educación: las relaciones humanas; eso es lo que realmente favorece el aprendizaje significativo, algo en lo que creemos y por lo que trabajamos desde Cadakual, de diferentes formas, desde el principio.

Somos pedagogas. Somos educadoras. ¡Qué bueno que nacimos… para marcar la diferencia!

24 sep

Motivación y Refuerzo educativo

Motivación y refuerzo educativoPonemos en marcha un programa en El Recreo para favorecer el bienestar personal y el rendimiento académico de alumnos de Primaria y Secundaria. Un programa de motivación individual y trabajo grupal. Un programa para aprender técnicas de estudio, para aprender a aprender. Un programa para realizar las tareas escolares al mismo tiempo que el alumno mejora su relación con los estudios y se siente mejor consigo mismo.

¿Te interesa? ¿Conoces a alguien que le pueda interesar?

Aquí tienes más información: Motivación y Refuerzo escolar en El Recreo.